Cabecera Avalon Project

FUNDACIÓN ÁVALON - Nº Inscrip. Reg. Ministerio de Cultura: 585

Apoya nuestro trabajo con una                Recibe nuestra Newsletter 

 

 

  Marcha por el Tibet

Clica aquí para ver nuestras Próximas Actividades

Clica aquí para ver nuestros programas educativos

Clica aquí para nuestras Acciones y Eventos Destacados 

 

 

Clica aquí si quieres ver un video de esta manifestación por el Tibet

 

Marcha Silenciosa por el Tibet, en Sevilla, el 3 de abril de 2008

La Marcha Silenciosa por el Tibet fue la culminación de varios días de actividades que el grupo de voluntarios de Sevilla organizó en respuesta a la llamada de auxilio del Dalai Lama por la nueva represión en Tibet de marzo de 2008

 

MARCHA SILENCIOSA POR EL TIBET

Frente a la represión del ejército chino en Tibet de la primavera de 2008

Sevilla, 3 de abril de 2008

La violenta represión iniciada por el ejército chino en Tibet el 10 de marzo de 2008 y la llamada de auxilio del Dalai Lama al mundo por la supervivencia del pueblo y la cultura tibetanos tuvieron nuestra humilde respuesta en Sevilla, a través de distintos actos y eventos organizados por los voluntarios del Proyecto Avalon en esta ciudad.

Con la intención de recordar al pueblo y a la cultura del Tibet, organizamos una exposición de fotografías sobre este país, "La hora del Tibet", obra de Francisco Naranjo, en el Centro Social Las Sirenas de Sevilla, donde recogimos firmas de apoyo al manifiesto SOS Tibet, que sería presentado ante la ONU, el COI y el Parlamento Europeo para pedir su internvención frente al gobierno chino.

La exposición se prolongó desde el 31 de marzo hasta el 4 de abril, y en ella se incluyó una charla del Venerable Lama Thubten Wangchen, representante del pueblo tibetano en España, que, como no podía ser de otro modo, aceptó agradecido la propuesta de nuestros actos en Sevilla.

Pero el punto culminante de estos actos fue la marcha silenciosa, concertada para el día 3 de abril, por la tarde. Tal y como se había sugerido, los participantes recorrieron en riguroso silencio las céntricas calles de Sevilla.
Frente a las armas que resuenan en Tíbet y en China, el contraste del silencio y la serena actitud de los manifestantes en una súplica de paz, un callado grito de auxilio a la comunidad internacional para devolver la paz y la dignidad al pueblo tibetano.

La marcha iniciada en la Puerta de Jerez finalizó en la Plaza Nueva, delante de la puerta del Ayuntamiento, donde se recitó una oración budista (OM MANI PADME HUM, el mantra de la compasión) dirigida por Thubten Wangchen, que fue seguida con absoluto respeto por parte de todos los asistentes.

Tubthen Wangchenh dirigió unas palabras evocando al pueblo tibetano y a S.S. el Dalai Lama, entonando -para finalizar-el himno nacional tibetano, prohibido en su propio país, al igual que su bandera.

Al acto asistieron también monjes de varios centros budistas de Sevilla.

En esta ocasión, los ciudadanos y ciudadanas de Sevilla pudieron demostrar que no es necesario fomentar desencuentros ni utilizar palabras, gestos o actitudes violentas para reivindicar, con firmeza, ante la comunidad internacional que se facilite la posibilidad de diálogo entre autoridades chinas y tibetanas y se demande, sin dilación y con firmeza, el respeto a los derechos humanos en el Tíbet, así como a su cultura y a su propia identidad.